Volvemos con epistemología…

Estuve en una conferencia de John Ioannidis en la Escuela Nacional de Sanidad en octubre o noviembre del año pasado y me dio mucho que pensar. Así que rascando minutos a mi ajetreada vida viajera he estado leyendo el artículo “What does research reproducibility mean?”.

Epistemológicamente, yo tenía una perspectiva concreta y no me había planteado muchas de las consideraciones que proponen los autores. Intentan homogeneizar el vocabulario con que nos referimos a los conceptos de reproducibilidad y replicabilidad. Y proponen hablar de reproducibilidad de los métodos (methods reproducibility), reproducibilidad de los resultados (results reproducibility) y reproducibilidad de la inferencia (inference reproducibility)

No sé si alguna vez os lo he dicho, pero en otra vida yo fui Neurocientífica y mi campo de experiencia era la Electrofisiología del Sistema Nervioso Central. De manera que mi idea de reproducibilidad coincidía con el concepto de “methods reproducibility” que ellos proponen. Reproducir un experimento o estudio anterior consistiría por tanto en realizarlo en exactamente las misma condiciones, con exactamente los mismos métodos y en el mismo entorno.

Si luego los resultados eran iguales o no era otro concepto distinto de la reproducibilidad. Más bien cercano a la replicabilidad  (results reproducibility) pero no lo tenía tan claro como lo definen en el artículo, no entendía que no lograr los “mismos/similares” resultados significase que contradecíamos al otro autor y sus resultados, habiendo usado los mismos métodos más bien era un dato que disminuía la probabilidad de que la hipótesis planteada fuese verdad, en cambio sí lográbamos iguales o similares resultados era un dato más a favor de la hipótesis en cuestión.

De hecho nunca había pensado que la neuroelectrofisiología es muy bayesiana por pura biología. Y es que el resultado final de una red neuronal depende en gran medida de la situación inicial o basal de la misma. Por eso los métodos de preparación de tejidos, células o animales para realizar los experimentos son extremadamente rigurosos y estrictos. Si cambias un solo parámetro en la solución extracelular, en la temperatura del baño o del exterior, los resultados pueden ser diametralmente distintos.

Claro que las ciencias biológicas son ciencias de la incertidumbre y por tanto más estocásticas que determinística. Lo de la reproducibilidad de la inferencia, me trastorna un poco ese concepto. Está claro que la inferencia tiene, lo aceptemos o no, un cierto grado de subjetividad. Y es un poco lo mismo, los mismos resultados podemos interpretarlos de forma muy distintas según las circunstancias que nos rodean a nosotros mismos. Por eso, cuando estás inmerso en una investigación en general encuentras papers que son muy coherentes con tus hipótesis o muy opuestos. Un sesgo y de difícil control.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s